Preguntas frecuentes sobre las exposiciones itinerantes

 

¿Qué exposición recomiendan para mi localidad?

Las exposiciones son variadas y también lo son las necesidades de cada localidad. Podés ponerte en contacto con nosotros y contarnos más de tu localidad y el público al que estará destinado para pensar juntos cuál de las muestras es la que más se ajusta a sus intereses.

¿Tienen disponibilidad de fechas? ¿Cómo reservo? ¿Cuáles son las fechas más solicitadas?

La disponibilidad de fechas varía según la exposición. Para reservar deben ponerse en contacto directo con el equipo de Coordinación de Proyectos al mail proyectoscafa@gmail.com. La confirmación y reserva de fechas se realiza con la firma de convenio y pago del 50%. De no haberse firmado el convenio, las fechas quedan sujetas a modificación si lo consideramos conveniente. Generalmente los meses más solicitados son junio, agosto, septiembre y octubre. Sobre todo junio y octubre. Si te interesa tener las muestras en estas fechas consultá con anticipación.

¿Con cuánto tiempo de anticipación tengo que empezar a organizar la presentación de las exposiciones y cuántos días se queda? ¿Ustedes se quedan toda la semana que se queda la exposición?

Depende mucho de la capacidad de convocatoria de jóvenes y a escuelas que tengan quienes organizan localmente. En algunos casos, 2 meses es suficiente; en otros, se necesita más tiempo.

Recomendamos que la muestra se quede entre 7 y 10 días en cada localidad. El equipo del Centro Ana Frank no permanece en la localidad mientras permanezca la muestra allí, pero se mantiene en contacto permanente con el coordinador local.

¿Para la firma del convenio hay que viajar a Buenos Aires? ¿A qué se refiere con abonar los gastos que deriven de los seminarios y la capacitación de guías y traslados? ¿Todos estos gastos son parte del canon?

El convenio se puede firmar aquí en Buenos Aires, o pueden firmarlo por duplicado y enviarlo por correo para que sea firmado por nosotros.

Los gastos que deriven del seminario refieren principalmente a la comida (desayuno, almuerzo y merienda) para todos los participantes de la capacitación. Así mismo el viaje y hospedaje de los capacitadores del CAFA. Del canon derivan los sueldos y otras cuestiones administrativas de las personas del Centro Ana Frank quienes están afectadas al proyecto.

Para trasladar las exposiciones, ¿tenemos que buscar nosotros el transporte?

El traslado de las exposiciones corre a cargo de la localidad organizadora y son quienes tienen que buscar el transporte. (Salvo que el convenio que se firme con la localidad organizadora diga lo contrario)

El retiro y la fecha para el retiro de las exposiciones se coordinan en conjunto.

¿Qué forma tienen las exposiciones y quién la arma? ¿Cómo se arman y desarman las exposiciones?

Las exposiciones tienen diferentes formatos, la mayoría son banners autoportantes de 90x190cm. La muestra “Leer y Escribir con Ana Frank” es una estructura cuadrada sólo con 3 lados de 2,90×2,70. Cada muestra tiene su embalaje e inventario.

Para el armado de las exposiciones se tiene que prever que haya mínimo dos personas para ayudar y será armada en conjunto con la persona del Centro Ana Frank que viaje para la capacitación de guías. En caso de que esto no suceda, se enviará un manual de armado y coordinaremos en conjunto cuál es la mejor disposición de los paneles. La localidad organizadora se encargará del desarmado de las exposiciones (Salvo que el convenio que se firme con la localidad organizadora diga lo contrario.)

 

 

¿Quiénes son los guías y cómo se eligen? ¿Cuántos jóvenes tiene que haber? ¿Tienen que estar todos los días mientras la muestra está abierta? ¿Desde qué edad los alumnos pueden participar?

Los guías son jóvenes voluntarios de cada localidad, entre 16 y 22 años, que se forman durante 2 jornadas intensivas para cumplir su rol durante el tiempo que la muestra se exhiba en su ciudad. Es muy importante que la convocatoria sea ABIERTA y VOLUNTARIA. No se puede ni se debe elegir o seleccionar a los jóvenes que participarán de la capacitación.

La cantidad de jóvenes necesaria varía según la convocatoria, el tiempo que permanecerá la muestra y la localidad. La cantidad recomendable es que haya al menos 30 jóvenes. Si el grupo es de más de 40 chicos se trabajará en dos grupos, por lo tanto se requiere de dos espacios, dos capacitadores por taller, etc.

Tiene que haber guías en todos los momentos que la muestra esté abierta, pero no tienen que estar todos los guías todo el tiempo. Por lo tanto, los guías se dividen en turnos para que haya dos o tres guías por cada uno y ellos estén afectados sólo los turnos que se anotan.

Respecto a las visitas, las muestras están pensadas para chicos a partir de los 11 años. La muestra “Leer y Escribir con Ana Frank” está especialmente diseñada para alumnos de primaria a partir de los 9 años. Y respecto a la capacitación de guías, pueden participar jóvenes desde los 16 años hasta los 22.

La capacitación dura dos días enteros, pero yo no puedo sacar a los alumnos de la escuela tanto tiempo. ¿Qué hago? ¿Puede durar menos la capacitación?

Recomendamos hacer la capacitación durante el fin de semana.

El programa de capacitación está pensado para ser intensivo y formar a los chicos para la tarea de guiar, ya que luego de esta los capacitadores se van y ellos quedan con las muestras. El programa está dividido en 10 talleres para abarcar todas las temáticas y cada taller es un tema distinto. Es por eso que es importante que se cumpla con todo el cronograma planeado.

¿Quiénes son los capacitadores locales? ¿Pueden dar ustedes todos los talleres? ¿Cuándo y cómo se capacita a los capacitadores ¿Pueden capacitarse docentes?

El capacitador local es un profesional convocado por la organizadora local que tendrá a cargo un taller durante la capacitación de guías. Se sugiere convocar profesionales con trayectoria en los temas en los que desarrollarán su taller y experiencia en el trabajo con jóvenes. Es conveniente que pertenezcan a organizaciones relacionadas con la temática a desarrollar.

Quienes viajen en representación del Centro Ana Frank Argentina están en condiciones de dar todos los talleres que figuran en la capacitación. Sin embargo, la idea es que todos los talleres no estén a cargo de las mismas personas. Además, quien viaje de nuestro equipo no conoce la realidad local ni podrá estar en contacto directo con los guías una vez terminada la capacitación y hayan vuelto a Buenos Aires.

Los capacitadores tienen una reunión el día anterior a la capacitación de guías a cargo de quienes viajen en representación del Centro Ana Frank. La reunión dura 4 horas, es importante que al capacitador ya le hayan enviado el programa de capacitación y la carta de presentación del Centro. Así mismo, cada capacitador debe traer una propuesta para su taller, que puede ser seguir la que está en el programa o proponer otra. Los objetivos de cada taller no pueden ser modificados ni quitados.

La capacitación de guías está destinada especialmente para jóvenes. El instituto de Capacitación Docentes ‘Ana Frank’ tiene programas de capacitación que están especialmente diseñados para ser realizados en todo el país. Se puede diseñar un cronograma para realizar talleres de capacitación para docentes y educadores en el marco de la presentación de las muestras.

¿Quiénes son los coordinadores de guías y el coordinador general? ¿Qué diferencia hay entre capacitador y coordinador?

El coordinador general es quien estará a cargo de toda la organización y el contacto directo con el Centro Ana Frank. Recomendamos que este rol sea cumplido por una sola persona ya que por experiencias anteriores esto mejor el funcionamiento y la organización general.

Los coordinadores de guías son quienes serán responsables del grupo de guías, recomendamos al menos un coordinador cada 20 chicos. Ellos estarán en los momentos en que la muestra esté abierta acompañando a los guías.

NO estarán a cargo de las guiadas, las guiadas las realizan los chicos. Estarán a cargo de reservar los turnos de visita y recibir a los colegios. Recomendamos que sea alguien que trabaja en relación con juventud.

El capacitador está a cargo de dar un taller durante la capacitación y debe estar presente durante la reunión con capacitadores y en el horario de ese taller; luego es un referente para los chicos en cuanto al contenido teórico. Mientras que el coordinador o coordinadores deben estar presentes durante la totalidad de la capacitación y en los momentos en que la muestra está abierta al público. Un coordinador puede a su vez estar a cargo de un taller durante la capacitación.

 

Más info: proyectoscafa@gmail.com

¿POR QUÉ USAMOS LA EDUCACIÓN ENTRE PARES?

“La educación entre pares desbloquea el potencial de cada persona para convertirse en un líder y se trata de promover el cambio social positivo entre pares”

 

 

Por Barry van Driel, senior trainer Anne Frank House

 

Promover que gente joven enseñe a gente joven fue la fuerza de impulso detrás de la exhibición Ana Frank – Una historia vigente. Uno de los aspectos únicos de la educación entre pares es que la enseñanza no está conducida por expertos en la materia, pero el diálogo y el intercambio de conocimiento entre gente joven es alentador.

En general, la educación entre pares habla de un enfoque educacional en que las personas educan e informan a otras que pertenecen al mismo grupo social. En el contexto de la Casa de Ana Frank estas son personas jóvenes, de un grupo etario similar pero a veces con diferentes pasados, nacionalidades, religiones, culturas y/o grupos sociales, que se educan entre ellos sobre la historia de Ana Frank, la época en la que vivió y su relevancia hoy en día.

Años de experiencia demostraron que los pares son fuentes de información más confiables y creíbles para la gente joven, ya que ellos comparten experiencias similares, hablan el “mismo lenguaje” y tienen el mismo marco de referencia. Ellos están, por lo tanto, mejor preparados para proveer información significativa y relevante.

En las últimas décadas gente joven alrededor del mundo fue guía en las actividades educativas de la Casa de Ana Frank. Aprendieron sobre la historia y el pasado pero también sobre cómo pueden comunicar esta información a sus pares y empezar a discutir los problemas de la actualidad. Se preparan para esta tarea a través de un entrenamiento especial donde adquieren conocimientos históricos así como habilidades sobre como presentar y debatir.

La amplia experiencia educativa del Centro Ana Frank en la “educación entre pares” ha demostrado que el método es efectivo en el aumento del conocimiento y la conciencia, y es un impacto positivo y transformador en sus conductas y actitudes. Tanto para los guías como para los jóvenes que están siendo guiados.

Grupos a los que apunta la educación entre pares:

  • Jóvenes que participan como guías en las muestras
 
  • Jóvenes visitantes que son guiados por las muestras, por pares. Estos son en general, grupos escolares pero también podrían ser grupos fuera del ámbito escolar
 
  • Miembros de las comunidades que visitan las muestras y son guiados por guías jóvenes
 

Beneficios:

  • La guiada entre pares ha demostrado su utilidad como una aproximación educativa que impulsa el compromiso para la enseñanza de la historia de Ana Frank, el Holocausto y su relevancia contemporánea. Aporta un marco mucho más distendido para que los jóvenes puedan debatir acerca de las conexiones entre el pasado y el presente.
 
  • Los jóvenes se relacionan mejor con personas de su misma edad, contexto social e intereses semejantes. La cercanía en cuanto a la edad garantiza que tanto el lenguaje empleado como los temas abordados sean apropiados.
 
  • Los jóvenes se vuelven mejores comunicadores y presentadores, a la vez que crece la confianza que tiene en ellos mismos. Este sistema también permite a los docentes brindar oportunidades de liderazgo a sus alumnos, a las que no tendrían acceso de otro modo. De esta manera, se incrementa el status de los estudiantes
 
  • Le da un espacio a la perspectiva de los jóvenes, y a ellos una voz. Se vuelven impulsores activos y empoderados del proceso educativo, en lugar de limitarse a ser simples receptores de un mensaje preestablecido.
 
  • Los programas de educación de pares respaldan el comportamiento positivo y responsable por parte de los jóvenes, así como su potencial para el liderazgo y ciudadanía activa. Los educadores de pares se vuelven modelos a seguir en sus propias escuelas y comunidades, motivando así a otros jóvenes a involucrarse. Los programas de educación entre pares pueden ser funcionales al cambio de la dinámica social y comunitaria, influenciando a familiares, amigos, y la propia comunidad de los guías.
 
  • Los docentes incorporan nuevos métodos de enseñanza, así como nuevas herramientas, integrando la educación de pares a su modalidad de trabajo, lo que fortalece el proceso de aprendizaje de sus estudiantes.