Centro Ana Frank Argentina

http://centroanafrank.com.ar

¡Se llevó adelante el Seminario Internacional “Experiencias significativas en el desafío de enseñar el Holocausto y los Genocidios en el siglo XXI”!

Apertura Seminario Internacional

Durante el 14 y 15 de septiembre, tuvo lugar el Seminario Internacional “Experiencias significativas en el desafío de enseñar el Holocausto y los Genocidios en el siglo XXI”, desarrollado en el Ministerio de Educación nacional y en nuestra sede de Superí 2647, así como también dentro del Museo “Sitio de la Memoria ESMA”.

Estas jornadas se realizaron en el marco del compromiso que la Argentina sostiene como miembro de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA) y fueron organizadas por la UNESCO, el Centro Ana Frank, el Ministerio de Educación de la Nación y la IHRA con el fin de fomentar el trabajo que se desarrolla desde los Estados y las organizaciones de la sociedad civil para promover acciones educativas por la Memoria, los derechos humanos y la formación ciudadana.

Acontecimientos históricos tan significativos como el Holocausto, la dictadura argentina y los genocidios del siglo XX, que sin dudas han marcado un antes y un después, convocan a una reflexión sobre el pasado, pero sobre todo, nos invitan a analizar nuestro presente para trabajar sobre la discriminación y violencia en nuestros días, de modo que hechos como los recientemente mencionados, no se repitan nunca más.

Participaron en la mesa de apertura el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, el director del Centro Ana Frank Argentina, Héctor Shalom y el representante de UNESCO, Karel Fracapane. En este contexto, nuestro director expresó: “Desde el Centro Ana Frank, abogamos por la pedagogía y la memoria como un lugar en el que es posible extraer, de lo más cruel de la historia, aprendizajes que posibilitan tener una visión positiva y esperanzadora del futuro”. Además, manifestó la voluntad de que durante el seminario “realmente se compartan las experiencias que traen de otros países, del interior y de cada lugar”.

Mesa apertura

Luego, continuó el panel “Entre el pasado y el futuro: los desafíos de enseñar el Holocausto” moderado por UNESCO e integrado por Celeste Adamoli, del Programa Educación y Memoria del Ministerio de Educación de la Nación, la Rabina Silvina Chemen del Centro Ana Frank, Jan Van Kooten, representante del Comité 4 y 5 de Mayo, de los Países Bajos, y Elke Gryglewski, representante de la Casa de la Conferencia Wansee, de Alemania.

Panel Entre el pasado y el futuro

Le siguió “Memoria y Derechos Humanos: perspectivas actuales” integrado por Graciela Fernández Meijide, activista en derechos humanos, el Rabino Daniel Goldman de la Comunidad Bet El y Alejandra Naftal, directora del Sitio de Memoria de la ESMA. Dicha mesa estuvo coordinada por Andrés Delich, director de la oficina Argentina de la OEI, ex Ministro de Educación de la Nación.

Panel Memoria y DDHH, perspectivas actuales

A continuación, y siempre en el salón Blanco del Palacio Sarmiento, sede del Ministerio de Educación de la Nación, Sara Rus, sobreviviente de la Shoá y Madre de Plaza Mayo, presentada por la Rabina Silvina Chemen, conmovió con su testimonio, tanto acerca de sus días durante el Holocausto, así como también sobre la historia de su hijo desaparecido en manos del terrorismo de estado durante la última dictadura cívico-militar. Sin duda, su relato con sus 90 años, conmocionó a todo el auditorio, recibiendo un cálido aplauso de pie que se extendió por varios minutos.

Testimonio Sara Rus

Posteriormente, comenzaron diferentes mesas de intercambio de experiencias educativas que funcionaban simultáneamente en el Ministerio, conformadas por importantes invitados extranjeros y nacionales, miembros de reconocidas organizaciones argentinas y mundiales, que expusieron e intercambiaron enriquecedoras experiencias en torno al trabajo que llevan adelante en sus respectivas instituciones.

mesas de intercambio

Ya finalizando esta primera jornada, se visitaron los murales que componen el proyecto “Memoria AMIA”: La tragedia de la Shoá, Malvinas, el atentado a la AMIA, el genocidio armenio, los desaparecidos durante la última dictadura militar en la Argentina y la lucha de los pueblos originarios en nuestro territorio, que son obra de Mariano Sapia, Leonardo, Faradje, Omar Panosetti, Claudio Gallina, Diego Perrotta y Leonel Luna, respectivamente.

Continuó con la presentación del panel “Nuevos horizontes: educación, diversidad y derechos humanos” coordinado por nuestro director Héctor Shalom y conformado por Max Gulmanelli, secretario de Gestión Educativa del Ministerio de Educación de la Nación, Omar Ahmed Abboud, legislador de la CABA y referente de la comunidad islámica de nuestro país, e Ignacio Hernaiz, de la Organización de Estados Iberoaméricanos para la Educación y la Cultura (OEI) – Mercosur.

Panel Nuevos Horizontes

La intensa jornada finalizó con la presentación de la obra de teatro “Janusz Korczak, Maestro de la Humanidad”, interpretada y dirigida por Osvaldo Tesser.

Obra Janusz Korczak

Segundo día del Seminario Internacional

El segundo día del Seminario se desarrolló en nuestra sede, donde Héctor Shalom dio la bienvenida a todos los participantes y desarrolló los fundamentos ideológicos y pedagógicos que orientan los desarrollos del Centro Ana Frank Argentina en todo el país y, a partir de octubre, también en Uruguay y Paraguay. Además, contamos todas las actividades que llevamos adelante y la Rabina Silvina Chemen, presentó el libro “Testimonios par Nunca Más, de Ana Frank a nuestros días” como eje conceptual de articulación entre los mecanismos y procedimientos del nazismo, de la dictadura en nuestro país y de las situaciones actuales de discriminación, violencia y violación de derechos humanos en nuestros días. A lo largo de esta jornada, los asistentes fueron recibidos por nuestros jóvenes guías para recorrer el museo y conocer sus exhibiciones.

Segundo día del Seminario en el Centro Ana Frank

Segundo día del Seminario en el Centro Ana Frank

Durante este día, continuaron funcionando las mesas de intercambio de experiencias educativas, compuestas por los miembros de las diferentes organizaciones participantes. Y la totalidad de los asistentes pudieron recorrer todas las salas y experiencias interactivas del Museo Ana Frank.

Patrick Siegele, director de la Anne Frank Zentrum, de Berlín, contó el trabajo que llevan adelante en la organización, y Karel Fracapane, representante de UNESCO y Coordinador de la Red Latinoamericana para la enseñanza del Holocausto y otros Genocidios en el S XX, presentó la Guía para la Enseñanza del Holocausto.

Al finalizar dichas presentaciones, todos los asistentes se dirigieron al Sitio de Memoria ESMA, donde fueron recibidos por su directora Alejandra Naftal y Daniel Tarnopolsky, único sobreviviente de una familia diezmada por la dictadura. Se realizaron visitas guiadas para conocer los sucesos ocurridos allí durante la última dictadura militar.

Visita al Sitio de la Memoria ESMA

A continuación, se desarrolló el panel “Transmisión y legado: el testimonio como herramienta para la prevención de violaciones a los Derechos Humanos”, integrado por el juez federal Sergio Torres,a cargo de la causa ESMA y presidente del Consejo Académico Asesor del Centro Ana Frank, Diana Wang, representante de Generaciones de la Shoá, y Yael Siman, miembro de Facing History and Ouerselves, México.

panel Transmisión y legado

El Seminario Internacional finalizó con la presentación de la obra musical itinerante “El Diario de Ana Frank”, recientemente estrenada, coproducida por el Centro Ana Frank Argentina y el Grupo Generarte en el marco de Mecenazgo cultural, presentada como un nuevo recurso del C.A.F. para la divulgación del legado de Ana Frank.

Obra musical itinerane

Nuestro sincero AGRADECIMIENTO

¡Queremos agradecer a todos los organizadores con quienes trabajamos codo a codo, al equipo de Educación y Memoria del Ministerio de Educación, así como también a los más de 150 participantes provenientes de 10 países y de las 24 provincias, de programas estatales, provinciales, sitios de memoria y de organizaciones educativas de la sociedad civil.

A los expositores, colegas que presentaron sus experiencias. Realmente han sido unas jornadas intensas, profundas, de alta calidad académica y un intercambio enriquecedor, estimulante y motivador. Nos permitió el conocimiento personal con los relatos y vivencias compartidas por personas sumamente implicadas en el trabajo educativo acerca de la memoria del holocausto, por la verdad, la memoria y la justicia, así como también por la plena defensa de los derechos humanos.

A todos, ¡muchas gracias!

....................................................................................................................................................................

A propósito de la difamadora nota de Clarín y el irresponsable comunicado de la DAIA

El trabajo intenso y profundo de más de 150 participantes durante 2 días, intenta ser empañado por una nota en el diario Clarín, publicada el 19 de septiembre, y un irresponsable comunicado de la DAIA que reprodujo una información completamente falsa.

Se reproduce aquí:

  • La Carta enviada por el Centro Ana Frank a la DAIA.
  • La carta enviada por Héctor Shalom al Rabino Goldman y su respuesta.

- Carta del Centro Ana Frank a la DAIA

Buenos Aires, 25 de septiembre, 2017

Sres. Presidente y Secretario de DAIA;
Ariel Cohen Sabban y Mario Tannenbaum.

De mi mayor consideración:

Siento la enorme responsabilidad de desmentir en forma absoluta y categórica los contenidos de la nota publicada por Clarín el pasado 19 de septiembre.

La misma hace referencia al Seminario Internacional realizado el 14 y 15 de septiembre “Experiencias significativas en el desafío de enseñar el Holocausto y los Genocidios del SXXI” organizado por el Ministerio de Educación de la Nación, UNESCO, IHRA y Casa de Ana Frank, con presencia de referentes expertos de Alemania y los Países Bajos, la participación de la Organización de Estados Iberoamericanos, referentes de educación de 10 países, de todas las provincias argentinas, de entes estatales y de la sociedad civil, con más de 150 asistentes.

El artículo afirma:
“...Tanto Goldman como Naftal cerraron sus presentaciones con la foto de Santiago Maldonado y preguntándose por su desaparición. Más que una pregunta sonó a una afirmación: Maldonado fue hecho desaparecer por Macri. Como si enseñar derechos humanos fuese un instrumento para pasar mensajes políticos en las escuelas. Otra banalización”.

Desmiento en forma absoluta que esto haya sucedido. Más de 150 presentes, la filmación de la que dispone el Ministerio de Educación y los panelistas referidos Graciela Fernández Meijide como Alejandra Naftal y el coordinador Andrés Delich, también lo pueden desmentir.

Una foto tan “atractiva” como el Rabino Goldman exhibiendo una de Santiago Maldonado, nadie hubiera querido perdérsela, sin embargo nadie puede exhibirla, ni por parte de los asistentes, ni por el equipo de prensa del Ministerio y su filmación, porque nadie dispone de esa imagen que simplemente no existió.

Es una pena que un periodista haya escrito un artículo centrado en un hecho que lisa y llanamente no sucedió. Pero más lamento –profundamente- que la DAIA haya emitido un comunicado, citando como única fuente, un artículo periodístico sobre una flagrante mentira, descalificando a un Rabino, apenas unas horas antes del inicio de Rosh Hashana, una de las fechas más importantes para el pueblo judío.

Mucho debemos aprender de la Shoá y de las prácticas sistemáticas del nazismo, una en particular; es el uso de la mentira como propaganda para demonizar al pueblo judío.

Banalizar la Shoá es utilizar el dolor de los sobrevivientes y la mención de los 6 millones de judíos asesinados con fines partidarios y electoralistas, como queda en evidencia en el inicio de la nota periodística.

El Rab. Goldman es hijo de sobrevivientes y tiene una trayectoria nacional e internacional en defensa de los derechos humanos que le valieron los más significativos reconocimientos; sólo unas pocas semanas atrás fue reconocido “Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires”, aprobado por la unanimidad de los legisladores.

Estimo que la DAIA ha sido burlada en su buena fe y debiera rectificar su comunicado, así como alertar acerca del uso del dolor de la Shoá con fines de propaganda electoral y con la sola intención de sembrar el odio.

Lic. Héctor Shalom
Presidente de Anne Frank Stitching
Representante en Argentina, Uruguay y Paraguay de Anne Frank House
Director de Centro Ana Frank Argentina

- Carta de Héctor Shalom al Rabino Daniel Goldman

Buenos Aires, miércoles 20 de septiembre, 2017

Querido Rabino Daniel Goldman:

Siento la enorme responsabilidad de desmentir en forma absoluta y categórica los
contenidos de la nota publicada en Clarín el pasado 19 de septiembre.
La misma hace referencia al Seminario Internacional realizado el 14 y 15 de
septiembre “Experiencias significativas en el desafío de enseñar el Holocausto y losGenocidios del  SXXI” organizado por  el Ministerio de Educación de la Nación, UNESCO,IHRA y Casa de Ana Frank, con presencia de referentes expertos de Alemania y los Países Bajos, la participación de la Organización de Estados Iberoamericanos, referentes de educación de 10 países y de todas las provincias de entes estatales y de la sociedad civil, con más de 150 asistentes.

Injustamente el artículo dice que banalizaste el holocausto, cuando la totalidad de los 15 expositores, especialistas del tema, así como las más de 25 experiencias presentadas, hicieron expresa referencia a los asuntos de la actualidad que interpelan a la enseñanza del Holocausto y lo vuelven vigente cada día. Esto significaría calificar de banalizadores a la totalidad de las instituciones organizadoras y a los participantes.

Además, desmiento en forma absoluta que hayas exhibido la foto de Maldonado. Más
de los 150 presentes, la filmación de la que dispone el Ministerio de Educación y los panelistas,lo pueden desmentir, porque además ni remotamente mencionaste el tema.
Es una pena que se haya escrito este artículo centrado en algo que lisa y llanamente no sucedió, pero peor aún, que la DAIA haya emitido un comunicado basado en un hecho inexistente, horas antes de Rosh Hashaná.

Tu brillante exposición fue un abordaje más al tema que estuvo en el centro de los
debates durante todo el Seminario. Tus enseñanzas se orientaron al concepto de  “esclavitud” en nuestros días y  a la frase “El trabajo libera” de la entrada a Auschwitz. Lejos de banalizar, honraste la historia de las víctimas y cuestionaste con tu sapiencia el concepto de “trabajo esclavo”, ya que “si es esclavo, no es trabajo”- dijiste con absoluta claridad-.

En mi carácter de coorganizador, solicitaré en forma inmediata a cada una de las
partes organizadoras que desmientan absolutamente los contenidos de la nota, al coordinador del panel y a sus integrantes, así como la grabación del mismo, para proteger el buen nombre y honor que merecés y la dignidad de todos los presentes.

Sabés muy bien que nuestro Comité de Honor, que integrás junto a destacadas
personalidades del humanismo, así como nuestro Consejo Académico y Asociación de
Amigos, se caracteriza por la diversidad de orígenes, creencias y filiaciones partidarias. Hemos acompañado con mucho orgullo la muy reciente decisión de la legislatura de la C.A.B.A. de declararte Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, votado por unanimidad; un reconocimiento que honra tu trayectoria en defensa de la dignidad del hombre y de los derechos humanos.

En lo personal, siento la enorme angustia de haberte solicitado ser parte de este
Seminario, en el que también fueron participantes, por mi sugerencia, el Juez Sergio Torres, la sobreviviente de la Shoá y Madre de Plaza de Mayo Sara Rus, Diana Wang de Generaciones de la Shoá, Omar Abboud, legislador de la Ciudad y referente de la Comunidad islámica, la Rabina Silvina Chemen, Ignacio Hernaiz, de la OEI, entre otros.

Cuidar y cuidarnos ante la malicia y los intentos destructivos es algo en lo que sin duda tenés una trayectoria indiscutible, una calidad humana y un compromiso que sólo algún necio puede negar. Con mi pequeño aporte, caminaremos siempre juntos.
Un fuerte abrazo
Shana Tova
Héctor Shalom

- Respuesta del Rabino Daniel Goldman
Bs. As., miércoles 20 de setiembre de 2017
Última jornada de Elul de 5777

Lic. Héctor Shalom
Director
Casa de Ana Frank
Buenos Aires, Argentina.

Querido amigo:

He leído la carta que me enviaste con mucho cariño.
También me he sorprendido, como vos y muchos otros, del comentario publicado en el
diario Clarín, en donde se me acusa de haber banalizado la Shoá.
En primer lugar, si alguien considera que soy capaz de banalizar un tema de mi propia historia personal , es porque no me conoce. Más allá de ser hijo de sobrevivientes, de haber padecido el relato del sufrimiento profundo en cada detalle desde el vientre materno, de no haber podido conocer prácticamente a ningún pariente (ya que todos fueron masacrados), y de vivir hasta ahora los traumas de filiación de esa situación que me tocó, lejos está de mí
tener el espíritu de tomar este asunto superficialmente. Pero si, de alguna forma, alguien puede suponer que soy capaz de banalizarlo, quiero que sepan que jamás lo haría y hasta estoy dispuesto a pedir disculpas a algún sobreviviente, si es que herí su sensibilidad. No soy presuntuoso, y creo que el respeto y la honradez han caracterizado mi existencia y trayectoria.

De todos modos, soy absolutamente consciente de que esto no tuvo nada que ver con
mi exposición en el seminario académico al que me invitaste, y más allá de este episodio, valdría la pena pensar en un simposio sobre la pregunta de qué se juega y quién tiene la autoridad suficiente para acusar de banalización.

Como vos pudiste escuchar, mi presentación fue una reflexión filosófica sobre el
problema del mal y las implicancias de la esclavitud a partir del trágico paradigma de la Shoá. Si aún así, alguien sigue pensando que banalicé la Shoá, debería juzgar con la misma vara entre otros a Susan Sontag, a Alfred Grosser, a Giorgio Agamben y al propio Yehuda Bauer, quien con el tiempo fue cambiando su perspectiva en cuanto a la posibilidad de la comparación de la Shoá con otros modos de persecución y hostigamiento. También podría citar al Rav Soloveitchik con alguno de sus artículos compilados majestuosamente por el prof. Pinjas Peli, de quien fui su alumno. En este sentido el libro de tu autoría junto a Silvina
Chemen, editado por la Casa de Ana Frank y EUDEBA recorren la misma línea.

Personalidades de la academia local y extranjera, que estuvieron presentes en el
Seminario que organizaste, no dijeron cosas diferentes a las que yo expresé. Y sin embargo, no fueron atacados ni cuestionados. Obviamente quedé en el medio de una contienda que no es la mía, que no es la nuestra. Dicho sea de paso y con toda humildad, algunos de mis artículos que esbozan este análisis sobre el tema han sido tenidos en cuenta en prestigiosas universidades.
En cuanto a otras cosas que irritaron del artículo del diario Clarín fue el haberme colocado el título de “kirchnerista”. Como vos escuchaste, en más de una oportunidad dije desde el púlpito de nuestra congregación que yo, como rabino, debo apoyar causas, y no partidos ni gobiernos. Y en este sentido, la causa de los Derechos Humanos en la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia en la que participo activamente desde hace más de 30 años, es inherente a mi condición rabínica y humana. La aprendí de mi maestro Marshall T. Meyer.

En relación a otro detalle del artículo, nunca fui consejero de ningún ex, actual, o futuro ministro. Haciendo exégesis del Talmud y releyendo Pirke Avot, llego a la conclusión que en la medida en la que pasa el tiempo, la política me es cada vez más ajena. Elijo la tarea pastoral como modo de vida. Ella me exige acompañar a mi gente en sus felicidades y dramas cotidianos, dándome paz de espíritu. En cambio, a veces, la tarea del poder intoxica y empequeñece el corazón.

Te escribo todo esto, porque lo que no quisiera es que tu prestigiosa institución, que con tanto esfuerzo representa un baluarte de la memoria, se vea perjudicada; del mismo modo reitero que yo no estoy dispuesto a quedar entrampado en disputas políticas que me son absolutamente ajenas.

Lamentablemente, estos manejos son moneda corriente en la comunidad judía de
estos tiempos. Y obviamente no son inocentes. Van asociados a la mediocridad, la malicia y la ignorancia de algunos dirigentes, a los cuales llamo a la reflexión para que retornen a la defensa de los principios de la tradición judía.

Por mi parte no hacen falta más apostillas al respecto y te invito a que podamos seguir educando en esta sociedad para mantener vivos los vínculos que alguna vez fueron amistosos, y que hoy se han vuelto ásperos y mordaces, hirientes y dolorosos. Porque en rigor a la verdad, nos estamos destruyendo cuando somos exigidos a ser hijos de las dicotomías. Esto lo aprendí fundamentalmente en la construcción del diálogo interreligioso.

Sin más, te mando mi abrazo de amigo y que tengas Shaná Tová Umetuká.
Beshalom,
Dany Goldman